Primera Nacional: Nada sucede al azar

Rectificar el camino. Volver a enfocar el rumbo a seguir cuando las cosas no están saliendo como se esperan. Estudiantes tuvo esa virtud. Independiente Rivadavia se llevaba una victoria hasta que Marcelo Vázquez metió mano en el equipo y el triunfo cambio de manos. Poco dejado a la suerte, todo enmarcado en la planificación que surge desde el trabajo.

Dentro de lo parejo que se mostraba el primer tiempo, Independiente parecía mejor parado. En Estudiantes los creativos no conseguían asociarse y debía recurrir al pelotazo para saltar líneas y acercarse al área rival. En algunos pasajes de la etapa inicial el celeste encontró en las subidas de Benavíde y Formica un recurso para sorprender, aunque la lepra se paró bien en el fondo y no dejaba prosperar esas jugadas ofensivas.
Independiente trataba de salir ordenado, sin arriesgar demasiado pero con paciencia para aprovechar el momento propicio. Esto sucedió en el minuto 35, cuando González armó la jugada por derecha, desequilibró al fondo celeste y asistió a Mayorga, quien entrando por izquierda definió al primer palo de Peralta.
Estudiantes trató de responder y encontró en un par de jugadas de pelota parada la manera de llegar con peligro. La más clara fue a los 40 minutos, con un cabezazo de Foglia, tras un tiro libre de Beraldi, que salió apenas desviado.

Vázquez hizo su lectura del juego y no dudó en la búsqueda de variantes para iniciar el complemento. Zbrun y Beraldi dejaron la cancha para el ingreso de Cuello y Martín Peralta, en el intento de ser más verticales y peligrosos.
A medida que fueron corriendo los minutos los cambios planteados por el técnico celeste fueron dando sus frutos. Cuando Hesar ingresó esta realidad se hizo más palpable. Estudiantes tenía ya el dominio de la pelota, con esa doble función que pueden cumplir Peralta y Hesar, de volantear y atacar, copaba el mediocampo e imponía presencia ofensiva. Independiente poco inquietaba, se retrasaba y apostaba a alguna salida de contra.
De tanto ir Estudiantes empató en el minuto 25. Cabrera recupera en el medio y abre para Formica, gran pase del Laucha para Hesar que desborda y mete el centro atrás para la entrada de Peralta que abre el pie y define al segundo palo. El tucumano en su debut convertía el 1 a 1.
Igualado el marcador, envalentonado por su juego y empujado por el público el celeste iba por más y a los 37 minutos daba vuelta el resultado. Formica se hace de la pelota, pase para Cainelli, pared con Hesar y pase para que el Pipa aparezca en el área y la meta sobre el primer palo ante la salida de Aracena. Delirio total en el Candini cuando Nahuel Cainelli puso el 2 a 1.
Abajo en el marcador y a falta de pocos minutos la lepra se dio cuenta que se quedaba sin nada. Ensayó una reacción pero Estudiantes estaba tan afianzado que no solo controló con solvencia los instantes finales del partido sino que además en una veloz contra selló el resultado.
Si algo faltaba para que la tarde celeste fuese perfecta era ese tercer gol. Salida de Martín Peralta, pase al vacío, un defensor visitante que no puede desviar el balón y aparición de Alejandro Cabrera para marcar el definitivo 3 a 1. Con ese grito de gol, mezclado con ovación para el Colo, se fue el partido y el segundo triunfo de Estudiantes en la Primera Nacional.

Cuando las cosas se dejan libradas al azar pueden salir o no, pero cuando las acciones tienen su base en el trabajo la ventura está al alcance de la mano. Estudiantes es esto: intentar siempre y tener las variantes cuando el momento lo requiere. El pueblo celeste feliz.

SINTESIS
ESTUDIANTES 3: A. Peralta, Benavidez, Foglia, Vester, Formica, Cainelli, Zbrun (M. Peralta), Cabrera, Beraldi (Cuello), Sepúlveda (Hesar), Ferreira. DT: Marcelo Vázquez. Suplentes: Olivera, Martínez Schmith, Bottino, Aman.
INDEPENDIENTE RIVADAVIA 1: Aracena, Navas, Colombo, Marín, Ledesma, Marcioni, Ubeda, Mayorga (Molina), Viguet (Di Santo), González (Negri), Klusener. DT: Luciano Theiler. Suplentes: Cirrincione, Porro, Ayala, Peralta.
Goles: Mayorga (pt 35’), M. Peralta (st 25’), Cainelli (st 37’), Cabrera (st 44’).
Arbitro: Julio Barraza. Estadio Ciudad de Río Cuarto – Antonio Candini.

Compartir noticia por...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share: