Primera Nacional: un equipo que regala alegría

Qué gran triunfo Estudiantes. El equipo se prodiga en cada campo de juego y ofrece generosamente sus dones. Esos que elevan la alegría de todos hasta espacios impensados. El once de Marcelo Vázquez sigue escribiendo sus mejores páginas y encarna la felicidad del pueblo celeste.

El arranque del partido  fue muy parejo. Estudiantes manejaba la pelota con Beraldi y Bottino y buscaba salidas rápidas para asistir a Ceresole por la punta izquierda y a Ferreira por el centro del área. Agropecuario juntaba mucha gente en el medio, le peleaba la posesión al celeste pero no conseguía profundidad.

En ese pasaje inicial del encuentro Estudiantes tuvo una opción de peligro cuando Ferreira se filtró en el área y sacó un remate cruzado que se fue desviado por arriba.

Cuando se jugaban 20 minutos el sojero apuró una salida del celeste, desbordó por derecha, centro al área para Albertengo que remata a quemarropa, tapa Olivera y el rebote encuentra solo a Miño que convierte. Cosecha inmerecida por como venía dándose el juego.

El golpe del gol no desesperó a Estudiantes. Faltaba mucho y no era buena idea acortar caminos para llegar a la igualdad. Lejos de eso, los de Vázquez hicieron circular la pelota y adquirieron más volumen de juego. Aunque ese manejo no se traducía en jugadas de mucho peligro, con la voluntad y la entrega de Ferreira y un remate de Bottino, el celeste le avisaba al dijeron que no se la iba a llevar tan fácil.

Desde el inicio del complemento, con el ingreso de Sepúlveda, Vázquez buscó esa profundidad ofensiva que el equipo estaba necesitando. Estudiantes iba, complicaba y mantenía a raya al local.

A los 18 minutos Arismendi reemplazó a Beraldi. La entrada de Toto le dió muchos réditos al celeste ya que su actuación fue fundamental para dar vuelta el partido.

Minuto 20, Benavidez, Bottino y Cainelli arman un jugadón por derecha, Chaco llega hasta la línea de fondo y manda un centro preciso para que Arismendi se haga gigante en el área, se eleve con estilo y de cabeza convierta el 1 a 1.

Con la expulsión de Martínez Schmith a los 26 parecía que las intenciones ofensivas del celeste se limitaban, ya que Formica ingresaba por Ferreira para rearmar la línea defensiva. Nada de eso pasó.

En el minuto 31 Arismendi escapó por izquierda a toda velocidad, dejó a sus marcadores a la rastra, se metió al área y mandó el centro atrás para que Cainelli, entrando de frente al arco, pusiera el 2 a 1.

Cómo era de esperar Agropecuario salió como pudo a buscar lo que el celeste con justicia le había arrebatado. Sin embargo salvo por algún centro desde jugadas de pelota parada, no encontró la forma de vulnerar al celeste, que en una defensa heroica se aferró al triunfo y no lo soltó.

En las buenas y en las malas un equipo. Con actitud para proponer, para absorber los golpes y para ir por más. Estudiantes se ofrece y le regala a sus hinchas un presente de inmensa felicidad. Alegría por todas partes.

SINTESIS

AGROPECUARIO 1: Sand, Vesco (Urquijo), Parnisari, Rosso (expulsado st 47′), García Basso, Narese, Blanco, Miño, Albertengo (Blando), Comachi, Montero (Juárez). DT: Manuel Fernández. Suplentes: Barufaldi, Gómez, Papa, Dematei.
ESTUDIANTES 2: Olivera, Benavidez, Martínez Schmith (expulsado st 26′), Vester, Suárez, Cainelli, Cevasco, Bottino, Beraldi (Arismendi), Ceresole (Seúlveda), Ferreira (Formica). DT: Marcelo Vázquez. Suplentes: A. Peralta, Zbrun, Cuello, M. Peralta.
Goles: Miño (pt 21′), Arismendi (st 20), Cainelli (st 31′).
Arbitro: Luis Lobo Medina. Estadio Ofelia Rosenzuaig (Carlos Casares)

Compartir noticia por...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share: