El partido que ganó la emoción

¿Cuánto duró ese partido? Seguro que 90 minutos no. Empezó mucho antes del pitazo inicial del árbitro a las 18 horas del 19 de abril en el Minella y el final es incierto. El tiempo lo pone el sentimiento, la pasión con que todos lo vivimos y seguimos viviendo. Porque ese Estudiantes – Boca, por la Copa Argentina, llenó el alma de tal manera que es casi imposible desprenderse tan fácil.

Una vez terminado el partido ante Sportivo Belgrano que nos depositó en la fase final de la Copa Argentina el deseo era unánime: “ojalá nos toque un grande”. Días después el anhelo se hizo realidad cuando en la grilla del sorteo se nos ubicó junto a Boca Juniors. Después de 34 años volvíamos a jugar oficialmente ante un equipo de Primera División.

A partir de aquí la expectativa se fue centrando en la fecha y lugar dónde se jugaría el partido, ansiedad que se mezclaba con la marcha del equipo en el Federal A buscando el ascenso.
Cuando se supo que era 19 de abril en Mar del Plata la vista del futbolero celeste se centró en la ciudad balnearia y de qué forma se iba a llegar ahí. Se estimó un numero de concurrentes mas nunca se imaginó que fuesen tantos.

La semana previa fue eterna e inolvidable. Realización de video para la tv, edición de la revista para difusión de prensa, la presentación de la camiseta y la despedida.
Si cuando el plantel completo emprendió el viaje hacia Mar del Plata, abrazado y alentado por una multitud, creíamos haber visto todo, no fue así. Quedaba una declaración más de amor y devoción por la divisa. La de la salida de todos los colectivos repletos de hinchas que tiñeron la terminal y los alrededores del club de celeste, recordando las caravanas de las épocas de los nacionales.

El 19 de abril Mar del Plata despertó con la llegada de los hinchas celestes y la zona del hotel Provincial se fue llenando de caras conocidas. La salida del plantel para el estadio fue una inmensa manifestación de fervor. Ya en las tribunas del Minella, asombraba hasta las lágrimas como se sacaban la garganta cantando.

El encuentro en los 90 minutos reglamentarios tuvo sus momentos. El equipo se desplegó más allá de las expectativas y dejó una imagen que alimentó la leyenda. El resultado estadístico fue solo una parte de la anécdota. Sin embargo, para el partido que jugamos nosotros, el que nos hizo vivir Estudiantes, ese que empezó un día y no terminará jamás, lo ganamos por goleada desde el corazón.

Para Recordar:
Presentación de la camiseta
https://aaestudiantes.com.ar/2019/04/13/estudiantes-ya-tiene-camiseta-para-la-copa-argentina/

Crónica del partido y galería de fotos
https://aaestudiantes.com.ar/2019/04/20/copa-argentina-orgullo-celeste/

Galería de fotos de las tribunas
https://www.facebook.com/pg/EstudiantesRio4/photos/?tab=album&album_id=2144665552290563

Galería de fotos inédita

 

Compartir noticia por...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share: